Noticias

Radio Océano publican “Memorias do óxido”

MEMORIAS DO ÓXIDO recoge, en formato doble, grabaciones inéditas de la banda coruñesa RADIO OCEANO, el secreto mejor guardado de los 80.

 

Con tan solo un álbum inencontrable, el genial “NI FALTA QUE FAI” (RTVE 1986), por fin se hace justicia, vía Subterfuge Records y su colección CANCIONES DESDE LA TUMBA, recuperando material sonoro de valor incalculable. A temas conocidos como “Terra Chá” o “Esto no es Hawai (ni falta que fai)”, se unen temas arrolladores como “El Balcón” o “Fritz”, además de tomas alternativas de ese particular himno que es “Narcisismo” y cuya letra firmaba el poeta Lois Pereiro.

MEMORIAS DO ÓXIDO, con un precioso y precioso diseño de Mario Feal, supone la recuperación de un sonido, de una actitud vital, de una generación que combinó música con compromiso social, la lucha por su identidad como pueblo y mucho, muchísimo talento.

“Memorias do óxido” está disponible en formato digital en Spotify (Grabaciones y Directos), Apple Music (Grabaciones y Directos) y Deezer (Grabaciones y Directos), y la preventa de los formatos físicos ya está disponible en SubterfugeShop.

El 14 de septiembre lo presentarán en el Fnac de A Coruña con un showcase exclusivo + firma de discos.

“Corría el año del señor de 1982. Tiempos nuevos, tiempos salvajes, que decía Jorge Ilegal. O al menos, creíamos que de cambio, y de poder hacer cosas. Había tíos de barbas en las instituciones, y todavía no se adivinaban en el horizonte pestes medievales que vendrían hacia mediados de la década como la reconversión industrial y naval, el sida y la música latina. Era 1982 y las condiciones históricas hacían imprescindible la creación de una banda. De una banda, un fanzine, o las dos cosas. Xosé Manuel Pereiro y Santiago Romero se habían conocido en la facultad de Periodismo de la Complutense (o más bien pateando la Casa de Campo una madrugada, intentando buscar algo abierto) y de vuelta en A Coruña dedicaban el día a intentar socavar el orden institucional desde sus trabajos de informadores, y la noche a subvertir el orden mundial, hablando mucho y jugando al Risk. El grupo (y la revista) eran el complemento ideal para cumplir ambos objetivos.“ (Xosé Manuel Pereiro. Memorias Do Óxido. 2018)

“Emitiendo, suponemos, desde el Atlántico, RADIO OCÉANO asaltaron las ondas hertzianas y nuestros incautos oídos con inusitada y atroz fuerza del noroeste a principios de unos años LXXX de un siglo XX más problemático y febril en Galicia que en ningún otro sitio del universo conocido. Desde el primer momento, desgañitáronse nuestros héroes con proclamas incendiarias que aun queman combustible de muchos octanos en nuestros días.” (Julián Hernández / Siniestro Total. 2018)